Semilla de VIDA

DECISIONES
SEGUNDA PARTE
---------------------------------------------------------------------------------
“El mundo entero dejará el paso libre a quien sabe para dónde va y está absolutamente seguro de llegar”
---------------------------------------------------------------------------------
P. Vogabande

DECISIÓN_(Del lat. decisĭo, -ōnis).
1. f. Determinación, resolución que se toma o se da en una cosa dudosa.
2. f. Firmeza de carácter.

En Internet: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=DECISIONES
---------------------------------------------------------------------------------

Continuando con el tema de las decisiones, Dios nos dotó del libre albedrio, para que las personas tengamos la capacidad de elegir, de tomar nuestras propias decisiones, pero siempre colocándolas delante de Nuestro Señor - Deuteronomio 11:26-28 -.

El mal uso del libre albedrio trae consecuencias desagradables para nuestras vidas, Dios desea que sometamos nuestras decisiones a Él, en todo lo que realizamos, en nuestros trabajos, estudios, hogar, es decir en todo y en cada momento y situación por pequeña e insignificante que esta parezca. Para que toda decisión tenga la bendición y protección de Dios debemos ponerla en su presencia en oración. Cuando contamos con la aprobación de Dios sobre nuestras decisiones, Dios puede confundir todo a nuestro alrededor y podemos perder mucho tiempo tratando de hacer nuestra voluntad, - Génesis 11:7 - “Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero”.

Cuando, escuchamos a Dios por el Espíritu Santo, a través de su Palabra, y le obedecemos, Dios nos exalta, nos levanta, nos protege de nuestros enemigos, - Salmos 27:5,6 - “Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; me ocultará en lo reservado de su morada; sobre una roca me pondrá en alto. 6- luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean, y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo; cantaré y entonaré alabanzas a Jehová”.

Por lo anterior, como ‘árboles de justicia’, demos buenos frutos de acuerdo a la palabra. El buen fruto surge de haber sembrado en buena tierra una buena semilla. La semilla es la palabra de Dios, la buena tierra somos sus hijos y el buen fruto es nuestro testimonio, pensamientos, palabras, acciones, de acuerdo a la palabra. Vivamos conforme a la voluntad de Dios y hagamos buen uso del libre albedrio que nos dio, no para apartarnos de Él, sino, por el contrario, para saber que El nos apoya y nos bendice si lo buscamos primeramente, - Mateo 6:33 -.


Giovanni Pachón Arenas
Ministerio - ‘árboles de justicia’
Editado para: Semilla de Vida

------------------------------------------------------------------------------------

Recuerde:

"La 'vida cristiana' no es un estilo de vida... es el único...!!!!!"
GPA